domingo, 10 de enero de 2021

DEVOLUCIÓN DE CASAS Y TIERRAS A JUDÍOS QUE LAS HABÍAN VENDIDO CUANDO FUERON EXPULSADOS DEL REINO.

 

   



Hoy hablamos de Historia de Puente:

    Como todo el mundo sabe, el 31 de marzo de 1492 se ordena la expulsión de los judíos que viven en Castilla y en Aragón, por orden de los Reyes Católicos. Deben abandonar el Reino antes del 31 de julio de ese mismo año. (Posteriormente el plazo se alargó en diez días) y no podrán llevar consigo: ni moneda, ni oro, ni plata, ni joyas, ni caballos, ni armas, ni ninguna otra cosa vedada por el gobierno.

    Como veis, la situación para ellos fue calamitosa. En el plazo de cuatro meses debían vender todas sus propiedades y con el dinero obtenido comprar mercaderías que estuvieran permitidas y llevárselas consigo a su destierro.

      En Puente existe por entonces una comunidad con un número importante de familias que profesan esa fe, y que tienen que deshacerse de todos sus bienes inmuebles a un precio irrisorio; entre ellos, sirva de ejemplo el de seis de las familias que fueron desterradas de Puente. Los nombres de los cabeza de familia eran: Diego de Silvera, Rodrigo Nieto, Fernando de Alcázar, Enrique de la Torre, Juan Díaz, y Juan de Toro. Estos puenteños, deciden irse a Portugal que es lo que tienen más cercano, y emprenden el duro camino que les llevará a tierras lusas, pasando durante ese trayecto numerosas adversidades, tanto logísticas como de salud; asalto por parte de golfines, que era como se llamaba entonces a los bandoleros y de algunos que trataban de aprovecharse de la premura del viaje.

    Pues bien, estos puenteños llegaron a Portugal y su ánimo tocó fondo cuando vieron que allí tampoco eran bien recibidos ¿Qué hacer? ¿Dónde ir? (En Portugal ya se hablaba también de la inminente expulsión que se materializará cinco años después cuando el 5 de diciembre de 1496 el Rey portugués decreta su expulsión).

    El 10 de noviembre de 1492; tres meses después de la expulsión de estos puenteños, se firma en Castilla una pragmática con las instrucciones que debían seguir aquellos judíos que se hubieran bautizado en el extranjero y quisieran retornar como conversos. En este documento se ordena devolver a los conversos que lo reclamaran las heredades que hubiesen vendido a su marcha, siempre que paguen por ellas el dinero que les dieron más las mejoras hechas en estas posesiones. 

    Nuestros puenteños judíos vieron la solución a sus problemas en bautizarse, regresar a Puente como conversos y reclamar sus posesiones, pero la cosa no iba a ser tan fácil......

.....................(Continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por expresar tu opinión o dejar tu comentario.

DEVOLUCIÓN DE CASAS Y TIERRAS A JUDÍOS QUE LAS HABÍAN VENDIDO CUANDO FUERON EXPULSADOS DEL REINO.

      Hoy hablamos de Historia de Puente:     Como todo el mundo sabe, el 31 de marzo de 1492 se ordena la expulsión de los judíos que viven...